apulaya-culture-andina

Estudios de la Cultura Andina en Perú, Cusco - Valle Sagrado de los Incas.
16.473 vistas

Calca y sus Encantos

aniversario-de-calca

El pueblo de Calca está ubicado en el Valle Sagrado de los Incas, entre Pisac y Urubamba, a 50 km de la ciudad de Cusco. Es un poblado muy tranquilo y no turístico, que se caracteriza por su bella naturaleza y clima agradable. Su ubicación es estratégica, para realizar excursiones a complejos arquitectónicos incas, como Pisac, Huchuy Qosqo, Chinchero, Moray, Ollantaytambo y Machu Picchu. También, es ideal para visitar comunidades tradicionales, sea por motivos de inmersión cultural, como para recibir clases de tejido en una comunidad indígena, o para estadías más prolongadas de estudios y trabajos etnográficos, por ejemplo.

paza-de-calcaCalca se encuentra a una altitud de 2.900 m.s.n.m., y es rodeado por imponentes montañas, como el Nevado Pitusiray, con una altitud de 4.987 m.s.n.m. De acuerdo con el sistema religioso andino, esta montaña, junto con su dual, el Nevado Sawasiray, son consideradas entre las más importantes Montañas Sagradas o Divinidades, llamadas “Apus”, en la jurisdicción de Calca. Así mismo, dichos Apus son asociados con la reproducción de las plantas alimenticias y, por tanto, no sólo los agricultores de Calca los invocan, sino, también, los de otros lugares lejanos, en especial, en el área del sur Peruano. La etnografía y la etnohistoria reportan varios mitos y prácticas religiosas, relacionadas con estas montañas, remontándose sus orígenes a tiempos pre-hispánicos.

mercado-de-calca-1En Calca, hay dos mercados populares, donde se expende una inmensa variedad de productos alimenticios que reflejan su abundancia, en los Andes, así como el nexo de Calca, con la zona selvática. Cada domingo, se realiza la feria dominical, durante la cual pobladores de las comunidades tradicionales vecinas, traen sus productos, para venderlos. Así, se incrementa considerablemente la variedad de productos autóctonos, complementada por la presencia de comuneros, vestidos con sus trajes tradicionales, lo cual da un ambiente colorido a esta feria dominical. 

Como llegar de Cusco hasta Calca: Se trata de un recorrido de 50 minutos, en auto. El paradero de los taxis colectivos y mini vanes que parten para Calca, en promedio, cada quince minutos, se encuentra en la Calle Puputi, por la salida sureste de la ciudad de Cusco. Sin embargo, es también posible viajar en un transporte privado. Al salir de la ciudad de Cusco, la movilidad va de subida, pasando por conjuntos arquitectónicos incas, como Q’enqo, Tambomachay y PukaPukará, para luego cruzar un abra. Bajando en dirección al Valle Sagrado de los Incas, la carretera asfaltada pasa por poblados, cultivos y pastoreos de animales. Después del poblado de Pisac, el recorrido continua, por la ribera derecha del Río Vilcanota, hasta el pueblo de Calca. 

FESTIVIDADES Y TRADICIONES EN CALCA

A lo largo del año, el calendario festivo está compuesto de varias celebraciones que vale la pena incluir en una estadía de estudios con Apulaya. A continuación, damos una breve descripción de las más destacadas:

“Viernes Santo / Pascua: Semana Santa

La secuencia oficial de las festividades de Semana Santa, está basada en la programación litúrgica de la Institución Católica. El día más vistoso de esta celebración religiosa y popular, es el Viernes Santo, cuando, en un concurso, promovido por la municipalidad, diversas organizaciones e instituciones locales realizan el decorado de todo el circuito, entre las dos plazas de Calca, con tapices multicolores, hechos de flores y aserrines teñidos. Por la tarde, la imagen del Señor de los Temblores (Cristo, crucificado) es sacada y homenajeada con flores rojas y, junto con la imagen de la Virgen María, ambas son llevadas en procesión.

En el contexto religioso andino, ese día, los fieles suelen realizar ayunos y, luego, almuerzan, con los doce platos, hechos en casa. Además, unos días antes del Viernes Santo, el pueblo suele conmemorar la Pascua, con ofrendas a sus difuntos e, incluso, en otros lugares, fuera de Calca, muchas personas visitan al cementerio, similar en el Día de los Muertos, al inicio del mes de noviembre.

Del 14 al 19 de agosto: Mamacha Asunta

mamacha-asuntaSe celebra en el mes de agosto, y el 15 es  su día central. Es la más pomposa festividad religiosa del año, y una combinación de intensa religiosidad, danza y música. La celebración es animada por 22 comparsas de danzantes enmascarados, cada una, con sus respectivos conjuntos de músicos. Oficialmente, esta celebración es considerada católica. Sin embargo, se observa un fascinante sincretismo cultural, entre la religiosidad andina originaria y el catolicismo. Las coreografías de la mayoría de los danzantes, así como sus ropajes y adornos, junto con las conformaciones de las bandas musicales, y las secuencias de eventos de la celebración están conformadas por complejos códigos y símbolos que, en gran parte, son de origen pre-hispánico. Así, esta celebración conlleva más una connotación de homenaje a la Pacha Mama o Madre Tierra, que la de devoción a la Asunción de la Virgen María, además de presentar danzas con carácter agrícola, cuyo objetivo es anticipar los procesos de crecimiento y reproducción de las plantas, en sus performances.

Inicio de octubre: Festival de Urco, con Escenificación del Mito Uno Urco (UnuHorqoy)

fiesta-de-urcoSe trata de un fastuoso espectáculo, al aire libre, cuya escenificación se da en el mismo Santuario Arqueológico Inca de Urco.

El mito inca “Uno Urco”, asociado al culto al agua, es narrado durante más de dos horas y, en resumen, cuenta lo siguiente: Un noble inca, llamado Orqowaranqa, estaba preocupado por la sequía que dañaba sus cultivos. Entonces, convocó a los demás nobles de la región, y propuso ofrecer su hija; Pitusira, en matrimonio, a quien lograría llevar agua hasta sus tierras, en Urco. Así, una competición empezó, entre los jóvenes nobles, llamados Sawasira y Qontisira, y el segundo acabó ganándola.

En cumplimiento de lo pactado, la joven Pitusira tuvo que casarse con el triunfador, Qontisira. Sin embargo, en su corazón, ella estaba enamorada de Sawasira, de tal manera que, una noche de tormenta, deciden fugar juntos, hacia las montañas. Pero, son perseguidos por los soldados, enviados por su padre; Orqowaranqa, y su esposo; Qontisira. En su desesperada fuga, ya por las alturas de la montaña que, hoy, se llama ApuPitusiray, ambos fueron convertidos en piedra y, hasta ahora, sus rostros pueden ser observados, en la roca.

El 21 de junio: Aniversario de la Fundación de Calca

aniversario-de-calcaEsta celebración coincide con el solsticio de invierno, y es muy intensa, ya que inicia con una serenata y, durante todo el día siguiente, hasta avanzada la noche, desfilan todas las instituciones públicas y privadas locales. Así mismo, delegaciones de comunidades de las alturas del Valle Sagrado participan con danzas y música, de tal manera que se vivencia un ambiente de unidad y comunidad andina.

A diferencia de otras celebraciones, como la de la Mamacha Asunta, cuyo matiz es mestizo, en esta celebración, las indumentarias de los danzantes y músicos, en especial, aquellas de los miembros de las comunidades, hacen que el ambiente sea más autóctono.

Por otra parte, la distribución de comidas y bebidas típicas, correspondientes a esta festividad, es fundamental, como el famoso “chiri uchú”, y diversos tipos de chicha, por ejemplo.

El 1 y 2 de noviembre: Todos los Santos

todos-los-santosEsta celebración tradicional está dividida entre el Día de los Vivos (1ro de noviembre) y el Día de los Difuntos (2 de noviembre). El primero corresponde a la celebración, en familia, dedicada a nosotros que vivimos, en este mundo. En el transcurso del segundo día, numerosas personas visitan el cementerio de Calca, para conmemorar a sus parientes o allegados difuntos. Así mismo, realizan un mantenimiento y embellecimiento de sus tumbas. También, es común ver deudos quienes preparan un almuerzo, junto a la tumba de su difunto, acompañado de actos ceremoniales, con uso de alcohol y hojas de coca. Pues, en la concepción andina, los difuntos se hacen presentes, en ese momento propicio, para compartir ofrendas de comida y bebida, con ellos.

Así, una estadía en Calca, no sólo ofrece una hermosa naturaleza, un clima agradable y magia de sus montañas, sino, también, es una buena oportunidad, para estar inmerso en su cultura viva. En nuestros programas, incluimos un análisis antropológico, combinado con el aspecto vivencial de estas prácticas culturales, de tal manera que nuestros participantes adquieran una verdadera y única experiencia cultural de los Andes profundos.

¡Visítenos!

Deja un comentario

*